Daños estéticos que cubre un seguro de hogar

Daños estéticos que cubre un seguro de hogar

Los daños estéticos, son todos aquellos daños que sufre la vivienda en cuanto al acontecimiento de algún evento de gran magnitud que haya ocasionado desperfectos, para lo cual, el seguro de hogar cuenta con el servicio de cubrir estos daños con material y mano de obra.  

Por ésta razón, es importante que el cliente aprecie la magnitud con la que cuenta el seguro que ha decidido contratar, puesto que muchas veces no nos damos cuenta de todos los beneficios que este trae consigo y por ello no hacemos uso de todo lo que nos ofrece, pero la verdad es que debemos aprovechar al máximo lo que el seguro de hogar nos brinda, para disfrutar de la manera más eficiente posible, aquel servicio que nos encontramos financiando.

¿Cómo determinar un daño estético?

Es sumamente fácil, el seguro avistará de inmediatamente los daños estéticos que sufre tu hogar y se hará cargo de ellos, pero tu como cliente, debes saber que un daño estético es aquel evento que ocurre a la vivienda y que daña la originalidad de la misma, para lo cual, el seguro de hogar que has contratado, acude de inmediato a la reparación dejándolo perfectamente igual como si nada hubiese ocurrido.

También es importante apreciar el hecho de que estos daños pueden venir agregados directamente a la póliza inicial, así como también pueden ser agregados de manera adicional según las políticas de la entidad asegurado que te encuentres financiando.

¿Por qué es importante cubrir este tipo de servicio?

Aunque te parezca algo insignificante, cubrir la mayor cantidad de servicios a la hora de contratar un seguro de hogar se volverá una acción perfectamente pensada, estratégica y equilibrada a la hora de afrontar un siniestro en tu hogar.

Los daños estéticos que cubre el seguro de hogar son una herramienta muy necesaria, puesto que el siniestro por obvias razones desequilibra el diseño de la vivienda, y con ello, trae la pérdida de su originalidad y de su estructura, por lo cual, para evitar mayores gastos y que tu vivienda no quede como esperabas, es preferible que en tu seguro de hogar se encuentre este servicio para que frente a la eventualidad, se cubran los daños y la vivienda vuelva a recobrar su vista original.  

Hablemos sobre la cobertura de estos daños

 Los daños estéticos que se encuentran es tu seguro de hogar poseen una cobertura que determina límites para que estés consiente de lo que se cubrirá a la hora de un siniestro.

Por lo que es importante que tomes en cuenta, que estos daños solo serán cubiertos si se derivan de la vivienda asegurada única y exclusivamente. Con esto nos referimos, a que este servicio no cubre daños a terceros, solo reparaciones en el interior de tu hogar y en los alrededores donde la cobertura marque luz verde, de resto, el asunto pasa a estar en manos de otro.

Así que es muy importante que leas y te informes de lo que cubre tu servicio de daños estéticos, para que estés consiente de lo que será cubierto y de lo que no, además que de manera muy obvia, primero debes fijarte si tu póliza de seguro ha marcado los daños estéticos como uno de los servicios que la componen.  

Deja un comentario