Ley de arrendamientos urbanos seguro hogar

Ley de arrendamientos urbanos seguro hogar

Es indispensable saber que las viviendas en condición de hipoteca o de arrendamiento deben estar aseguradas para su máxima protección, ya que son casos especiales en los cuales se debe tener sumo cuidado y se debe prestar mucha atención.

Como en todo trámite legal, para ello existe una ley de arrendamientos urbanos de seguro hogar que especifica las condiciones en las cuales se debe hacer vida dentro de las viviendas con la mencionada condición, por lo que se debe apreciar el hecho lo que implica ésta ley.   

Dentro de las condiciones más destacadas encontramos

  • La duración del plazo de los arrendamientos de vivienda, con el fin de que el inquilino no pase un tiempo ilimitado en la vivienda que luego haga que esta pase a pertenecerle por designio de la ley.
  • El porcentaje a cancelar sobre la renta, para que el dueño y el inquilino lleguen a un acuerdo que sea debidamente cancelado a la fecha exacta.
  • El límite en el incremento de la renta, para que de este modo no exista injusticia en cuanto a que el dueño de la vivienda quiera aprovecharse de la condición de su inquilino.
  • Los gastos de la vivienda, es decir, la típica pregunta de quién debe cubrir en su esencia los daños ocurridos en la vivienda, o mejor dicho, quien debe seguir financiando el seguro de la misma, si el dueño o el ahora inquilino.
  • Todo lo referente a las cuestiones fiscales y por supuesto a la responsabilidad civil y jurídica, puesto que una casa en arriendo debe estar vigilada de manera atenta por la mirada de la ley.

Y así como estas, otras tantas condiciones que siempre han de acompañar a las viviendas que se encuentran en situación de alquiler.

Lo importante es tomar en cuenta que existe una ley de arrendamientos urbanos de seguro hogar que justifica y maneja todas las eventualidades que puedan presentarse sobre el tema.

Así que si te encuentras en condición de dueño o de inquilino, es muy importante que prestes atención a las condiciones redactadas tanto en la ley de arrendamientos de seguro hogar, como en las condiciones de la póliza del seguro que protege la vivienda de la cual eres dueño, o en la cual habitarás en condición de inquilino.

No alquiles tu vivienda sin antes tomar precaución sobre ciertas cosas

En este tema debes ser muy precavido, puesto que el alquilar una vivienda que no cuente con seguro ni con ninguna atención de la ley, es como regalar tu vivienda a un desconocido sin que siquiera lograra ganársela.

Con esto nos referimos a que cuando se alquila una vivienda, es una persona totalmente ajena la que llega a vivir dentro del bien que nos pertenece, por lo que este debe estar asegurado para que exista un control sobre las decisiones que allí se tomen y sobre el manejo de las reglas y la estabilidad de la vivienda.

Eso también te lo informa de manera clara la ley de arrendamientos urbanos de seguro hogar, puesto que como dueño debes estar muy consciente del negocio en el cual te estás embarcando, para colocar límites y dejar los puntos claros todo a través de documentos legales.

Y por su parte si eres inquilino, presta atención a las condiciones con las cuales viene la casa y estudia bien si te conviene o no cerrar el trato, todo bajo los designios de la ley de igual forma.

Deja un comentario